Arcana Libri

Otro sitio realizado con WordPress

La ciencia y la ficción encuentran una nueva encrucijada gracias al Covid-19

El futuro de la humanidad siempre se ha visto anticipado gracias a la literatura de ciencia ficción. Tan solo basta con citar a Julio Verne quien elucubró inventos extraordinarios como el helicóptero y el submarino antes del 1900. O a H.G. Wells quien llegó a escribir sobre un arma que era capaz de erradicar miles de vidas con tan solo emplear radioactividad para el año 1914, 30 años antes de que fuera desarrollada la bomba atómica.

Este es un género que también ha hablado de ataques extraterrestres y virus letales que amenazan con la extinción de la especie. En su momento, todas parecieron historias fantásticas en mundos que eran imposibles, pero si tratamos de mirar más allá, la ciencia ficción se ha encargado de otorgarnos innumerables y profundas reflexiones sobre los dilemas de la ciencia y los límites del ser humano.

¿Cuando la misma realidad se convierte en ficción qué hace la literatura? En estos momentos de pandemia sin control, escritores locales, cultores y amantes de este género han intentado responder a dicha pregunta. En un futuro que no se encuentra lejano, un virus mortal y contagioso salido de un mercado de comida callejera en China se propaga con rapidez en todo el planeta, matando a miles de personas.

Las potencias mundiales y sus gobiernos ordenan a los científicos buscar frenéticamente una cura, mientras le indican a la población permanecer encerrada en sus casas u de esta manera evitar los contagios y las muertes. Esta no se trata de una premisa de algún thriller de ciencia ficción, sino de una reseña de lo que ha venido sucediendo en el mundo durante estos últimos meses desde que el Covid-19 se transformó en la mayor pandemia en lo que llevamos de siglo.

Durante el año 2011 la película Contagio, de Steven Soderbergh, planteó un panorama bastante semejante al que vivimos en la actualidad. En ella, un virus que tuvo originen en Hong Kong mata a Gwyneth Paltrow (la paciente cero) en los primeros 15 minutos; la enfermedad llega a propagarse con rapidez por todo el mundo y termina con una epidemióloga de la OMS como rehén para hacer un intercambio de las primeras vacunas. Este, es un final poco alentador para los tiempos que corren.

Si bien resulta sorprende que el guión original de Scott Z. Burns vaticinaba desde hace más de una década lo que nos ocurre ahora, desde siempre la ciencia ficción se ha encargado de anticipar los posibles destinos de la humanidad. Pero, el hecho de que ahora nos encontremos viviendo en una especie de distopía debido al Covid-19 amenazando, ¿llega a cambiar de alguna manera los paradigmas de este género?

Para el escritor Francisco Ortega (1974), quien es el autor de Logia y El verbo Kaifman, los engranajes de la ciencia ficción continuarán su camino, aunque es probable que el tratamiento del tema de las pandemias sea modificado. “De ahora en adelante, la perspectiva será ultra realista. Cuando se escriba sobre las pandemias, no vamos a ver más movimientos de ejércitos ni presidentes heroicos ni tipos corriendo solos, sino que todo va a ser bastante más parecido a lo que sucede hoy”, vaticina.

“Lo mismo ocurrió con los viajes espaciales, en los años 40 o 50, donde los viajes eran terriblemente intrépidos y las naves se movían como un avión, pero cuando empezaron las reales exploraciones espaciales, la ciencia ficción comenzó a ser más realista, los viajes duraban horas, días y meses. Con esto va ser lo mismo, habrá una representación realista del contagio, de las pandemias, vamos a dejar de lado las súper invasiones de zombies y la lectura militarista del tema”.

Los comentarios están cerrados.