Arcana Libri

Otro sitio realizado con WordPress

Las mejores sugerencias a la hora de poder analizar un libro

Si constantemente buscamos los mejores beneficios para nuestra salud, entonces en esa búsqueda debemos incluir a la lectura, ya que se trata de uno de los hábitos que más beneficios puede aportarnos, tanto para las emociones, como para el intelecto. Esta es posiblemente la razón por la que nuestros padres y profesores nos incitan a desarrollarla desde que aún somos pequeños.

Beneficios

  • Concentración
  • Extensión del lenguaje y el vocabulario
  • Desarrollo de la empatía
  • Capacidad de análisis y abstracción de ideas y conceptos de un texto

No existe duda de que los libros guardan la posibilidad de englobar una cantidad impresionante de universos (ficticios y reales), despertando distintas emociones dentro del lector para transportarlo a tierras que no imagina. De esta manera, la comprensión lectora y la habilidad de lograr el análisis de un libro viene a constituirse como parte fundamental de la experiencia completa de lectura.

Cuando se realiza un análisis literario, hacemos referencia a la práctica que consiste en examinar la estructura narrativa que compone la historia, sus conflictos y características primordiales de los personajes de determinado libro. Incluyendo cuestionamientos como: ¿Por qué un personaje decide tomar las decisiones que toma? ¿Qué nos quiere decir el autor con eso y qué nos sugiere el contexto? ¿Cómo podemos relacionar lo que estamos leyendo con eventos del mundo real? Todas estas preguntas pueden ser resueltas al momento en el que se hace un análisis literario adecuado.

Consejos sencillos para lograr el análisis de un libro

Lectura del prólogo y/o el prefacio: En líneas generales, las introducciones suelen ser una manera de presentar conceptos que son claves para el autor. Además, se trata del primer acercamiento que un lector establece con el texto, por lo que resulta importante leerlo y comprenderlo antes de continuar con la lectura.

Identificación del tono narrativo y estructural del libro: cuando se inicia la lectura de un libro, debemos prestar suma atención en la forma en que la historia se encuentra escrita, ya que podría ser desde el punto de vista de un personaje, con un narrador omnipresente, o una historia que echa mano de los recursos literarios como saltos temporales o figuras retóricas.

Realizar un análisis del contexto histórico y social de la obra y el autor: un lector debe comprender los aspectos sociales, culturales, históricos y políticos inmersos dentro del universo de la historia pues resulta esencial a fin de lograr su comprensión. Tales aspectos guardan relación con el contexto histórico del autor y también pueden remitirnos a nuestro contexto social.

Hacer un análisis de cada uno de los personajes: debemos plantearnos cuáles son los personajes principales y secundarios del libro para poder ir identificando sus características tanto físicas, como personales, motivaciones, fortalezas y debilidades y la manera en que  éstas se van desarrollando a lo largo del texto. Así mismo, es importante hacer una comparación de cómo inicia cada personaje y cómo termina, a fin de reconocer cuál fue su arco de crecimiento y qué influencia tuvo dentro del conflicto central de la historia.

Del mismo modo, se puede realizar una comparación de la obra en cuestión, con otras obras del mismo autor y sus contemporáneos.

Los comentarios están cerrados.