Arcana Libri

Otro sitio realizado con WordPress

Mitos y realidades de la labor de los profesionales de cuidados paliativos

Las conclusiones a las que llega un estudio que fue liderado por el grupo de investigación ATLANTES del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra (UN), y que se encuentra adscrito al Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (idiSNA) fue que «ayuda a combatir mitos y comprender mejor esta disciplina».

Tres equipos de cuidados pertenecientes a tres regiones españolas se encargaron de realizar 242 horas de observación participante. En las mismas se hicieron registros con notas de campo y conversaciones informales con los profesionales, pero además se hizo uso de un diario reflexivo a fin de «madurar el proceso de observación y realizar un seguimiento de los conceptos analíticos». De esta manera lo explican quienes fueron los autores del artículo, Carla Reigada, Carlos Centeno y María Arantzamendi.

En dicho trabajo se destaca la importancia de «nombrar y argumentar explícitamente el propósito de los cuidados paliativos y su utilidad«. Tras dicha recopilación de datos, los investigadores lograron detectar tres mensajes centrales que los profesionales de dicha especialidad «trasladan implícita o explícitamente en su práctica del día a día».

Inicialmente se presentan como un equipo multidisciplinar que se ocupa de trabajar a fin de satisfacer las necesidades de un paciente. Para lograrlo, «Transmiten de una forma directa que pueden ayudar a controlar los síntomas durante situaciones agudas y prevenir posibles situaciones futuras», de esta manera lo explica en una nota Carla Reigada, quien además asegura que con frecuencia es posible escuchar la expresión «estamos aquí para que no tenga dolor».

Otro de los factores a destacar, es que, «quieren conocer al enfermo como persona y para eso facilitan conversaciones con él para escuchar su historia y comprenderle». Ante ello, Carlos Centeno detalla que «las actitudes de los profesionales apuntan a cuidar al paciente a lo largo de la trayectoria de la enfermedad, a establecer una relación terapéutica, personal y profesional, basada en la confianza y el tiempo dedicado».

Y finalmente, «intentan de manera proactiva saber más sobre la familia y su situación para apoyar a sus miembros». En sintonía con lo que María Arantzamendi, señala, «los profesionales muestran una disponibilidad para ayudar a los familiares en todo lo que necesitan. La intención final es intervenir y reducir el sufrimiento de todos y hacer tolerable tanto el dolor físico como el emocional».

Es de esta forma como los investigadores del grupo ATLANTES del ICS perciben «una cultura común, basada en los mismos valores que se reflejan en los mensajes de los sanitarios, transmitidos a través de disponibilidad y aceptación hacia la persona enferma». Por lo que sugieren en sus conclusiones que «son potencialmente transversales a otros países europeos».

Este se trata de un artículo que ha sido publicado en la revista BMC Palliative Care, la misma es editada por la prestigiosa editorial académica Springer. Del mismo modo, ha sido elaborado un resumen ejecutivo para el idioma castellano, inglés y portugués con el objetivo de divulgar las conclusiones entre los profesionales especializados.

Los comentarios están cerrados.