Arcana Libri

Otro sitio realizado con WordPress

Ofiuco, el signo número 13 del zodiaco

Por si sentías que había algo extraño en la compatibilidad de los signos como la compatibilidad de tauro, quizás es porque falta un signo en el zodiaco. Si, y es que El astro rey, el Sol abandona el 18 de diciembre dicha constelación, convirtiéndolo en 13 el número de ‘signos zodiacales’.

En enero de 1995, Jacqueline Mitton, perteneciente a la Real Sociedad de Astronomía británica, anunció en diversas declaraciones a la BBC que los 12 signos del zodíaco no sólo se encontraban erróneamente adelantados, debido a los efectos de precesión que sufre la Tierra, sino que además, eran 13.

Ante ello, Mitton explicó que la eclíptica (el aparente recorrido que hace en un año el Sol por los cielos) atraviesa una decimotercera constelación: Ofiuco, siendo ésta la versión latina de Asclepio, el dios griego de la medicina.

En realidad, señala, la eclíptica siempre ha atravesado dicha constelación, pero cambian las fechas con los siglos. Si imaginamos al Sol como un círculo, este año su centro salió de Escorpión y entró en Ofiuco el 30 de noviembre, a las 10:00 UT (Tiempo Universal), y saldrá de Ofiuco para entrar en Sagitario el 18 de diciembre, a las 17:30 UT.

Ante ello nos detenemos a pensar, si eso afecta al horóscopo de aquellas personas que nacieron entre el 22 de noviembre y el 21 de diciembre, es decir, de signo Sagitario? Los astrólogos, estando descolocados, se les presentaba un problema: poder integrar dicha constelación como signo del Zodíaco.

Una de las mejores maneras de entender ese desaguisado astral, es explicando que una constelación se trata de una agrupación “aparente” de estrellas: aunque parezca que se hallan en el mismo plano, la realidad es que se encuentran a distintas distancias sin que necesariamente llegue a existir una relación entre ellas.

Por convenio, actualmente es cada una de las 88 áreas en las que se divide el cielo así como el grupo de estrellas que estos contienen. No obstante, en el transcurso de la historia, comenzando en Mesopotamia, la cantidad total de constelaciones y del área que estás ocupaban variaba de acuerdo al autor que catalogaba las estrellas. 

Ya en tiempos más recientes, 1922 y 1930, las constelaciones y sus abreviaturas oficiales fueron establecidas definitivamente por la Unión Astronómica Internacional (IAU). 

El zodíaco astronómico se conoce por ser un cinturón imaginario distribuido en el ecuador celeste y sobre el que están situadas las 12 antiguas constelaciones, de diferentes tamaños, designadas con los nombres de las figuras que sus contornos evocaban a los antiguos: el Carnero, el Toro, los Gemelos, el Cangrejo, el León, la Virgen, la Balanza, el Escorpión, Sagitario o el Arquero, Capricornio, Acuario o el Aguador y los Peces (algunas más conocidas por su nombre latino, como Aries, Virgo y Libra).

Ofiuco, fue incluida Ptolomeo entre las 48 constelaciones de su Almagesto, probablemente sin considerar, aparte de no gustarles el número 13, que dividir la banda zodiacal de 360º entre 13 constelaciones no daría un número exacto, y sí entre 12 uniendo Escorpión y Ofiuco.

Los comentarios están cerrados.